LOS   SALVAJES

 

1962 - 1970

 

Posando en el Parque

 
Tarjeta publicitaria del Sello VERGARA
 
Foto Poster de época
 
Reseña histórica
 

INSATISFACCIÓN

Los Salvajes fueron nuestros Rolling Stones de andar por casa. Y, al igual que aquellos, empezaron grabando una canción de los Beatles o, cuando menos, que ellos creyeron era de los Beatles, porque “Boys”, que aparece en su primer EP (Vergara, 1964) firmada por Lennon y McCartney, era una composición de Luther Dixon para las Shirelies que los Beatles habían incluido en su primer elepé. Pero en nuestro país estábamos acostumbrados a utilizar cualquier canción de éxito en beneficio propio, sin darle demasiada importancia a las formalidades.

  Y Los Salvajes no nacieron precisamente para ser formales. Tan sólo había que verles la cara y, a renglón seguido, escuchar alguna de sus canciones para comprender la opinión generalizada de las chicas, que preferían a Los Mustang o a Los Sirex antes que a ellos o a Los Cheyenes. De hecho, en todas las encuestas que hizo El Correo de la Radio —revista que apoyó a los primeros grupos barceloneses— siempre aparecían Los Mustang y Los Sirex como los conjuntos favoritos de la juventud española. Aunque hay que decir, en descargo de Los Salvajes, que estos todavía estaban puliendo su estilo en la República Federal de Alemania (RFA), donde pasaron una temporada tocando en el mismo plan que lo habían hecho los Beatles poco antes.

  Pero cuando Los Salvajes volvieron de la RFA, mas que pulidos parecían poseídos por la electricidad y la barbarie. Tras hacerse un par de fotos como buenos chicos, dejaron a un lado el típico uniforme y se vistieron con los pantalones y las camisas mas estrambóticos y chillones del momento, a imagen y semejanza de lo que hacían los Rolling Stones. Y para que quedaran claras sus inclinaciones en ese sentido, hicieron su propia versión salvaje y española de “Satisfaction” (EMI, 1965), de Jagger y Richard.

  Como solía ocurrir, la letra de la canción no se correspondía con la original. Los Rolling decían no estar satisfechos de la información, la publicidad, la radio, la televisión y las chicas, mientras que Los Salvajes se limitaban a sentirse insatisfechos con las chicas. Pero conseguían transmitir el espíritu de rebeldía que necesitaba la gente. Y el sonido del grupo era todo lo caótico, sucio y fuerte que requería una canción sobre la insatisfacción.

  Con todo descaro continuaron imponiendo su inimitable estilo Rolling en sucesivos lanzamientos discográficos; lanzamientos que por entonces se condensaban en epés de cuatro canciones. En otro de ellos estaba “La neurastenia” (EMI, 1966), sobre un tema de los Stones. Y de nuevo, Los Salvajes dieron en el clavo. Su versión era todo lo jugosa, divertida y excitante que se podía esperar. Nada que ver con las insulsas adaptaciones que hacían Los Mustang con los Beatles. Y tres cuartos de lo mismo hicieron Los Salvajes con “Paint it black” (EMI, 1966) y “Jumpin'jack flash” (EMI, 1968), también de Jagger y Richard; “Wolly bully”, del tejano Domingo Samudio; “/ can't control myself” y” With a girl like you”, ambas de los Troggs británicos, y una docena más de éxitos británicos y norteamericanos de la época.

  Pero el legendario grupo barcelonés también compuso una chula y orgullosa afirmación de su personalidad —“Soy así” (EMI, 1966)— sin parangón ni desperdicio. Un ritmo entrecortado y machacón de bajo y batería y unos solos agresivos de guitarra eléctrica convertían a “Soy así” en todo un himno generacional. Aunque seria en pleno verano de 1966 cuando lanzarían otro todavía mejor: “Es la edad”. Un torbellino sonoro apoyaba las declaraciones del pequeño, pero enérgico, cantante: "Cabellos cortos o largos, / que mas da; / la inteligencia se mide por algo más. / Yo lucho y trabajo, y tengo mi ilusión, / y si el barbero se enfada, / no encuentro la razón. / Es la edad. / Me gusta reir, cantar y bailar. / Soy joven. / Es la edad. / Y por la calle dicen, sin razón: “jozú”, este chico parece un león. / Si llevo el pelo largo, / tambien lo llevó un rey / y un filósofo griego, / y hasta el mismo Frankenstein. / Es la edad".

  Por entonces, Los Salvajes habían llegado al máximo de su nivel de popularidad. En directo también destacaban. Pero su éxito no duró mucho. La fiebre de “psicodelia” acabó con ellos. Y aunque intentaron subirse a la nueva ola comprándose camisas de flores y cantando en inglés, no consiguieron onda y se separaron.

  En 1981 volvieron como una banda de rock duro. Pero Gabi, el cantante, traía unos kilos de más y el resto del grupo no supo ganarse a los nuevos rockeros.

  Según: Jesús Ordovás

 
Discografía
 
En breve se expondrá esta información...
 
Carátulas
 
EP DE 1966 Recopilatorio de éxitos
 
 
Videos
 

Soy así

Todo negro

Es mejor dejarlo como está

 

   
 

Palabras

 

 
 

DIDI & "Jim": Webmasters