RECUPERANDO UNA JOYA

Diseñado por el arquitecto malagueño Guerrero Strachan, el hotel se empezó a  construir en 1921 y fue inaugurado en 1926 por el rey Alfonso XIII con el nombre "Príncipe de Asturias".

Tras la proclamación de la Segunda República adoptó el de "Miramar", con el que ha perdurado hasta su cierre en los sesenta, que es comprado el gobierno.

 

 

Fotos facilitadas por ANTONIO JURADO PÉREZ. Agradecidos.

Desde 1987 es la Audiencia Provincial y es denominado Palacio Miramar. El inmueble, que desde 1987, como decimos, albergó el Palacio de Justicia de Málaga, quedó libre en enero de 2008 con el traspaso de órganos judiciales a la Ciudad de la Justicia .El palacio tiene 3.800 m2, y el resto es jardín, hasta 18.000 m2.

Fachada del Palacio Miramar. L.O.

"Málaga lo necesita, este hotel le dará una proyección importante a la ciudad, será impresionante", asegura el presidente de Hoteles Santos

El Hotel Miramar estará listo para el verano de 2012 y nace con la ambición de convertirse en el mejor cinco estrellas gran lujo de España, según ha manifestado el presidente del grupo Promur, José Luis Santos, que ha recordado la historia del palacio y su interés por rehabilitarlo.

El presidente del grupo, propietario de Hoteles Santos, ha señalado que su compañía nunca ha vendido ninguno de sus establecimientos, y ha destacado que menos aún lo haría con el Miramar, "porque jamás más podría encontrar algo así".

"Es un grupo familiar, creamos cada uno de los hoteles con ilusión, un pedazo de cada uno de nosotros", ha manifestado Santos, que ha señalado que la inversión asciende a los setenta millones de euros 21,5 por la adquisición del complejo y a otros cuarenta por la rehabilitación del mismo.

Con respecto a los plazos, Santos ha indicado que en cuanto se haya redactado el proyecto básico se pedirán las licencias y luego se licitará el proyecto, que tardará en ejecutarse unos 24 meses.

"Málaga lo necesita, este hotel le dará una proyección importante a la ciudad, será impresionante" ha apuntado Santos, que ha señalado que el Palacio Miramar no es sólo un edificio, sino que tiene una historia que recuperar.

Ha informado de que el establecimiento tendrá entre 196 y 204 habitaciones y ha anunciado que éste funcionará con unas doscientas personas que serán de Málaga.

Por su parte, el consejero de Turismo, Comercio y Deporte, Luciano Alonso, ha destacado que con proyectos como este se pasa "en un momento" del pesimismo a la esperanza, y ha indicado que este hotel será una "seña de identidad" de la capital malagueña, que no cuenta con establecimientos hoteleros de más de cuatro estrellas.

"Es un orgullo que esta empresa no venda sus hoteles, que trabaje con las comunidades autónomas y quiera contratar a trabajadores malagueños" ha anunciado el consejero, que ha indicado que este hotel será signo de una recuperación de la tradición bajo premisas como el compromiso de que debe mantenerse al menos, durante 30 años su uso como hotel.