LOS   BRAVOS
 
1965 - 1969
 
En simpática pose, en sus comienzos
 
En la navidad de 1969 (Año de su separación)
 
 
Reseña histórica
 

   El año 1966 fue el de los grandes sueños para el pop español.

  Dos grandes grupos serían los artífices de semejante milagro. Por una parte, Los Brincos, pioneros de lo que se puede llamar primer intento de profesionalizar el rock en nuestro país, intentaban triunfar en Europa. Por otra, Los Bravos, que se lanzaban a la conquista de nuestro mercado y de todo el mercado internacional con el empuje y la garra de los grandes inventos y las grandes historias.

  Con Los Bravos surgió, a propósito o no, el marketing aplicado al todavía incipiente mercado del pop-rock en España. La historia de Los Bravos es la historia de un grupo con suerte, quizá demasiada.

  Los Bravos nacen de la unión de dos grupos: Los Sonor, de Madrid, y los mallorquines Mike & The Runaways.

  Tras un casual encuentro en la discoteca Jaima, se juntan Mike Kennedy (Michael Volker Kogel, Berlín, 1944, Runaway, cantante), Miguel Vicens (La Coruña, 1943, Runaway, bajo), Tony Martínez (Madrid, 1944, Sonor, guitarra solista), Manuel Fernández Aparicio ( Sevilla, 1942, Sonor organista) y Pablo Sanllehi (Barcelona, 1943, Runaway, batería). Cuando muere Manolo, le sustituye Jesús Gluck.

  Siguieron llamándose Sonor durante cierto tiempo, hasta que un ex miembro del grupo, Manolo Díaz, se cruza en su camino. Éste queda impresionado por la fuerza y la personalidad de Mike y habla de ello a Alain Milhaud, director artístico de discos Columbia.
 

  Con “No sé mi nombre”, “La moto”, “La parada del autobús” y otras canciones de Manolo Díaz, mas la ayuda del programa “El gran musical”, de la Cadena SER, la aparición de espontáneos que surgieron de la nada para buscarles nombre, y la clarividencia de Alain Milhaud, Los Bravos saltan a la popularidad. Graban cuatro canciones en Madrid, un single de promoción, y contactan con la Decca inglesa.
 

  Atraído por la idea de Milhaud, llega a España el productor Ivor Raymond con unas maquetas de temas inéditos.

  Ahí está “Black is black” y los chicos se preparan para grabar en Inglaterra. El 16 de julio de 1966, “Black is black”, interpretada por los desconocidos Bravos, entra en las listas de venta de Inglaterra, apoyada por las entonces popularísimas radios piratas. ¡Llega hasta el número 2! El 10 de agosto hace lo propio en las listas norteamericanas del Billboard y CashBox. ¡Llega hasta el top 3! Es disco de oro y platino en muchos países.

  Y aquí acaba su vertiginosa e increíble carrera internacional. Los nuevos intentos no fructificarían, con excepci6n del potente “Bring a little lovin'”. Después se sabría que ni siquiera tocaron en la grabación de “Black is black”: solamente la voz de Mike y los coros de Tony y Miguel eran originales de la banda.

  Sin embargo, se mantendrían en España con mayor fortuna, gracias a dos películas: “Los chicos con las chicas”, y “Dame un poco de amor”, con claras influencias de las realizaciones de Richard Lester.

  La poca disciplina, unida al desgraciado final de Manolo (accidente de coche, muerte de su mujer, depresión y suicidio) ponen un primer punto final a su trayectoria.
Mike Kennedy se fue rumbo a una mediocre carrera en solitario, y se fueron sucediendo distintas formaciones, con nuevos cantantes, hasta 1974.

  En 1986 resurgen tres de Los Bravos originales —Mike, Tony y Miguel—, y graban “The Bravos forever”, con las canciones de siempre.

                                                                                                                       Según: Alberto Vilas

 
DISCOGRAFÍA
 

En breve se expondrá esta información...

 
 

Algunas carátulas de sus discos

1966

1967

1968

1969

 

Vídeos
 
La Moto 1966 Black Is Black 1966 Bring a little loving 1968
     
 
 Más información en la página: http://www.losbravosfans.es/
 
 
 
Didi & Jim: Corresponsal & Webmaster