La orquesta Mallo fue fundada en la ciudad de la Coruña en el año 1930 por el acordeonista gallego Antonio Mallo. Es una de las orquestas más antiguas de Galicia y funciona desde los años 30 hasta hoy, ininterrumpida únicamente por la guerra civil española. Consololidada e independiente la Mallo es una de las orquestas más salientables del panorama Gallego.

Desde que Antonio Mallo la fundó, el signo de indentificación de la orquesta es el acordeón. El testigo de esta tradición musical, que en la familia Mallo data del siglo XIX, es seguida por el sucesor y sobrino, Juan Mallo, que continúa en la actualidad dando vida a las antiguas costumbres acordeonísticas de la orquesta.

La primera formación de la orquesta Mallo en el año 1930 cuenta con uno de los vocalistas más famosos de la época, Pucho Portela, un saxo, un trompeta y el pianista ferrolano Cerdeiriña, premiado por el Conservatorio de París. Desde este momento la Orquesta Mallo a frecuentar diversas salas y cafés-teatro de la época llegando a inaugurar la Sala de fiestas “O Seixal” (ahora ya cerrada) una de las pistas más modernas de la vida social coruñesa en aquellos tiempos.

En el año 1936 la Orquesta Mallo cesa temporalmente su actividad musical por culpa de la Guerra Civil, hasta que en el año 1940 se vuelve a organizar, en esta ocasión con Antonio Mallo como líder, Virgilio, José Illañez, Arturo Goncerlián y Pucho Portela de violinista. En esta etapa actuarán por toda España en los cafés-teatros en Bilbao, Barcelona, Toledo, León y en la propia Galicia.

En la década de los 50, Antonio Mallo y su orquesta reúnen por primera vez a los tres hermanos: Antonio Mallo, Juan y Daniel Mallo.

Formará también parte de la Orquesta Mallo Pucho Boedo, antes de que este formase parte de la orquesta Los Satélites, Los Trovadores y llegase a la fama con el grupo vocal Los Tamara. Comienza así la época dorada de la orquesta de Antonio Mallo.

Durante los años 1960,1961 y 1963 continúan los tres acordeonistas levantando el fervor popular, y se hacen famosas las actuaciones en el Kiosko Afonso de la Coruña y en diversos pueblos y salas de Galicia.

Se crea la primera Big-band a la Americana con catorce músicos: tres acordeonistas, una sección de metal de ocho componentes, repartida en cuatro saxofonistas, tres trompetistas, un trombonista, y dos miembros en la parte rítmica, con un contrabajista, un batería y una voz solista al frente.

En 1963, muere de accidente de caza, Juan Mallo, el mediano de los hermanos Mallo.

Desde 1964 hasta 1969 continúan las actuaciones y se incorporan las voces solitas de Pepe y Raimundo Pita.

En la década de los setenta, uno de los hoteles más importantes de la ciudad de la Coruña, el Finisterre, solicita los servicios de la Orquesta Mallo y en el año 1973, se jubila una de las voces míticas de la orquesta Mallo, Raimundo Pita, que permaneció en la orquesta durante veinte años.

En el año 1974 las voces dejaron una pegada en la Orquesta Mallo, Raimundo Pita y Melchor Rodó. Este último que fue ganador en esta época del concurso naciona “Gente Joven” de la TVE.

Tras 45 años de dirección musical, se jubila Antonio Mallo y continúa con la dirección de la orquesta Daniel Mallo, incorporando como pianista a su hijo Juan.

En la década de los ochenta continúan las actuaciones y el éxito de la Orquesta Mallo. En 1985 Daniel Mallo abandona la participación activa de la orquesta, y se hace cargo de la misma su hijo Juan Mallo, iniciando con ella un período de renovación musical.

En la actualidad, la Orquesta Mallo sigue con sus actuaciones, tocando temas originales de los tres hermanos, haciendo fiesta adaptada a todo el público, pero sin dejar de lado las antiguas tradiciones acordeonísticas de nuestra cultura, guiado siempre por el sucesor de la tradición de la familia Mallo, el músico Juan Mallo.

http://www.es-es.facebook.com/OrquestaMalloDeLaCoruna1930/info