ALICIA Y NUBES GRISES

 

 1970 - 1974

 

 

Reseña histórica

 

   Para empezar esta historia tenemos que fijarnos en Amparo Granados, que con el sobrenombre de Alicia y tan sólo doce años, contra todo pronóstico venció en el VIII Festival de Benidorm con el tema “Nocturno”, por delante de Bruno Lomas y la canción del Dúo Dinámico “Amor amargo”, la cual sería a la hora de la verdad la auténtica triunfadora en las tiendas de discos y emisoras de radio. Eso ocurría en el verano de 1966. Todos le auguraban una fulgurante carrera, que nunca llegó a concretarse.

  Retirada con catorce años, volvería convertida en una guapa mujer en 1970 para formar un trío vocal junto a dos cantantes barceloneses: Jaime Martín y Antonio Bernal. Éste era ante todo un trío de voces privilegiadas, con ese aire cosmopolita de atracción de casino de Las Vegas. No es de extrañar, por tanto, que muchas de las canciones de su repertorio provinieran de aquel país, aunque su versatilidad daba para todo y lo mismo hacían una versión actualizada de una copla que se presentaban en televisión cantando a capella temas de Glenn Miller.

  Hicieron una doble presentación en Barcelona y Madrid, concretamente en la sala JJ de la capital con una tibia acogida. Su primer sencillo fue “Hombre y mujer”, editado en 1970 por Regal. Una canción sensual bien interpretada, pero que pasó casi desapercibida. Otro asunto fue el segundo, que ya los coló en las listas de ventas con “Aurora”, un tema que suena a Carmen Miranda y sus fiestas tropicales con Xavier Cugat dirigiendo la orquesta.

  En 1972 van a hacer su apuesta más fuerte y para ello van a echar mano a sus raíces catalanas, grabando uno de los más emblemáticos temas escritos en este idioma: “L'emigrant”, con música de Amadeo Vives y letra de Jacinto Verdaguer, dos estandartes de la cultura catalana. La presentación de este tema fue nada menos que en el Palau de la Música, de Barcelona, participando en un festival en el que también participaron Joan Manuel Serrat, Guillermina Motta y Peret. La ovación fue de las que hacen historia. El disco se vendió muy bien en aquellas tierras pero fue injustamente ninguneado en las emisoras y publicaciones del resto del estado.

  En 1973 Alicia grabaría sus últimas canciones con sus dos Nubes Grises, editadas en el sencillo: “Si te Marchas..." (Odeón, 1973).

  Poco después las campanas de boda sonarían para ella y abandonaría el grupo para casarse con un sobrino de Juan Antonio Samaranch. Nubes Grises seguirían con otras cantantes, pero esa historia ya merece capítulo aparte. En una entrevista, Alicia Granados, la voz cantante en todos los sentidos del grupo, contestaba a la pregunta de quién era su público: “Nos acercamos a toda clase de público, de cualquier edad” y a la pregunta de cuál era su objetivo, contestaba: “Gustar. Así de sencillo. Sin seguir una determinada línea de canciones. Podemos hacer de todo”. Hoy escuchamos a Alicia y Nubes Grises como un trío tan breve como intemporal. Alejado por igual de las pachanguerías y de la música progresiva, que dominaban el panorama de la música de su época. Con un repertorio algo anticuado, sí; pero también con un buen gusto interpretativo y unas facultades y control vocal dignos de los mejores cantantes clásicos. Julián Molero

 

DISCOGRAFÍA

 
 
1970
Alicia y Nubes Grises
Regal
1971
Alicia y Nubes Grises
Regal
1971
Alicia y Nubes Grises
Odeón
1972
Alicia y Nubes Grises
Odeón
Soy una Tonta
1972
Alicia y Nubes Grises
Odeón
Si te Marchas...
1973
Alicia y Nubes Grises
Odeón
 
 

Videos

 
   
   
   
   
   

Datos biográficos y discografía bajadas de http://lafonoteca.net/grupos/alicia-y-nubes-grises.