A MODO DE PRÓLOGO

 

'GUIGUI' (Miguel Sánchez Alberca) nace en 1948, en la calle Casapalma, número 3,  4º piso, donde vivían su tío, el pintor GABRIEL ALBERCA CASTAÑO, su madre MELANIA ALBERCA CASTAÑO, su padre CRISTÓBAL SÁNCHEZ BERNAL y sus abuelos maternos: JAIME y MELANIA.

GABRIEL ALBERCA tenía su estudio de pintura en éste domicilio, desde cuyos ventanucos ovalados se alcanzaban a ver vistas tan 'malagueñisimas' como la Catedral, la Alcazaba y el Monte de las 3 letras, por no hablar del Málaga Cinema, justo en la acera de enfrente.

Es así que 'GUIGUI', desde su mas tierna infancia, vive en el entorno artístico de 'GABY', que es como familiarmente se conoce a ALBERCA.

 

 
 

Miguel, a los 6 años.

 

Dice Miguel: - A mi siempre me gustaba estar en su estudio, era mi sitio favorito de la casa y aún hoy conservo los aromas de las pinturas al óleo, del aguarrás, de los lienzos, de los barnices y del olor a madera de los bastidores.-

Indefectiblemente, MIGUEL tuvo que servir en numerosas ocasiones de modelo de su tío: - Lo que más me costaba era mantener varias horas la misma postura y lo que más me gustaba era el procedimiento de como limpiaba su paleta, cuando estaba saturada de pintura: La rociaba con aguarrás y le prendía fuego. Cuando la pintura se ablandaba, la iba limpiando con una espátula.-

Claramente influenciado por su tío, con 12 años ingresa en la Escuela de Artes y Oficios, aunque estuvo poco tiempo ya que a la vez cursaba sus estudios de Bachillerato en el Colegio de San Agustín, donde siempre obtenía Matrícula de Honor en la asignatura de Dibujo,  mientras que le costaba Dios y ayuda, sacar adelante las Matemáticas. Con esta edad participa en algunas exposiciones al aire libre.

 

MIGUEL SÁNCHEZ ALBERCA, con su caballete en la Plaza del Obispo.

 

Con quince años participa en una exposición de pintura del colegio, a la cual optaban alumnos de todas las edades, obteniendo el 1er premio dotado con 300 Ptas. de las de entonces y una caja de pinturas.

1er premio de pintura de MIGUEL SÁNCHEZ ALBERCA - Clickea en la miniatura para ver el cuadro ampliado.

Un factor determinante en la vida de MIGUEL SÁNCHEZ ALBERCA fueron los GUATEQUES que se celebraban en el estudio del pintor. Allí acudían los ENRIQUE  BRICKMAN, RODRIGO VIVAR, VIRGILIO GALÁN, EUGENIO CHICANO, ALFONSO DE RAMÓN y algún que otro joven pintor de la época y ponían en marcha el pick-up (picú) que había comprado GABRIEL ALBERCA en Alemania, donde se ponían los vinilos (placas) de CHARLES AZNAVOUR, LUCHO GATICA, FRANÇOISE HARDY, SILVIE VARTAN, JOHNNY  HALLYDAY, NAT 'KING' COLE y ANTONIO MACHÍN entre otros. Se 'aflojaban' algunas bombillas del estudio y con la ayuda de la sangría, las patatas fritas y los frutos secos, se bailaba con las chicas que acudían, eso si, en los lentos, las chicas apoyando los codos en el pecho de los jóvenes pintores, a fin de evitar un 'acercamiento excesivo'.

El germen de la música empezó a crecer en un MIGUEL SÁNCHEZ ALBERCA, que asistía de 'hurtadillas' a los guateques de su tío pintor, que le compró  una guitarra, dando lugar a una carrera de  mas de 40 años de músico, pero eso ya es otra historia, que se puede ver en www.guateque.net.

 

 

Con la guitarra que le compró su tío, MIGUEL (el primero por la derecha), rápidamente formaría su primer conjunto: LOS IONES. Año 1965. Al fondo, cuadros de ALBERCA.

Particularmente, pienso que MIGUEL, al cambiar los pinceles por la guitarra, equivocó su profesión, porque aunque fue un excelente músico, podía haber sido un formidable pintor, con unos resultados económicos mucho mas rentables. De todas formas, doy gracias a que eligiera ser músico, porque gracias a ello, pudimos conocernos.

Ya en 1974, MIGUEL y sus padres se fueron a vivir a TORREMOLINOS, donde ya estaban residiendo GABRIEL ALBERCA, su madre y SILVIA (prima de Miguel), desde 1962.

Continúa Miguel: - Y pasaron los años, pasaron y pasaron..., cuando al hacer limpieza en el ropero de mi madre que falleció en el año 2009, me encontré con las pinturas que forman parte de éste catalogo inédito y que corresponden a la adolescencia de mi tío. Unas eran un regalo para su hermana y otras las había dejado en calle Casapalma, al trasladarse a TORREMOLINOS . Hablé con mi tío, comentándole el tema y me dijo que hiciera con 'esos' cuadros, lo que creyera oportuno-.

Y lo que MIGUEL SÁNCHEZ ALBERCA cree oportuno es abrir al gran público esta parte inédita de su producción y ponerla a disposición de galeristas y personas que quieran adquirir tan preciadas obras.

Rafael Díaz Portillo 'Didi'