MANOLO URIEL
1966

Manuel Muñoz Aguilera nació en Melilla en los inicios de la década de los cincuenta. Muy pronto demostró que lo suyo era cantar, y comenzó a hacer sus pinitos en distintas ferias de barrio, de las que tan asiduamente se celebraban en la ciudad. Incluso participó en diversos festivales en el Auditórium Carvajal, junto a otras jóvenes promesas de la canción que entonces iniciaban su andadura, como eran los casos de Trini Reverte, Antoñita Rojas, Mina González, Manoli Viciano ...

Pronto le atrajo la música de grupo y formó parte de diversos conjuntos a mediados de la década de los sesenta como fueron LOS DANDYS COSMOS, SPAXIS... pero en el que más tiempo estuvo fue en LOS DIURNOS, con Mateo Tello, Colin, Monty, Kader, Paco Martínez... pasando finalmente a LOS BLACK SPIDERS.

Como a muchos jóvenes de su época, Melilla comenzó a quedársele pequeña y se trasladó a vivir a la Costa del Sol, concretamente a Torremolinos, donde actuaba en clubes y salas de fiesta. Allí conoció a Olavi Peltola, periodista finlandés que le propuso trasladarse a Helsinki reconociendo que tenía una prometedora carrera como cantante, y se estaba malogrando en actuaciones que las más de las veces, ni tan siquiera cobraba

 

Ya convertido oficialmente en Manolo Uriel inició su andadura por Finlandia y el resto de los países nórdicos que se prolongó hasta finales de la década de los ochenta, en que regresó a Torremolinos donde se ubicó, abrió un pub con el nombre de Piano Andaluz, en Montemar, donde cantaba todas las noches .

 

Manolo, que nunca olvidó a Melilla donde viajaba casi todos los años, especialmente en las ferias de septiembre, consiguió un éxito sin precedentes en Finlandia, donde grabó numerosos discos, siendo número uno en ventas mucho tiempo y llegando, incluso, a contar con una proposición de las autoridades finlandesas de adoptar dicha nacionalidad, lo que le garantizaba su presencia en el entonces floreciente y superimportante Festival de Eurovisión.

Con el guitarrista español JOSÉ LUÍS GONZÁLEZ TORRES, actuando en el hotel INTERCONTINENTAL de HELSINKI.

   
 

Manolo mantuvo su nacionalidad española, aunque se consideraba un cantante internacional. De hecho uno de sus mayores éxitos fue el titulado "Rojo y amarillo", precisamente en honor de la bandera española, e incluso esta circunstancia le llevó a formar un grupo de baile español, con el que recorrió los países nórdicos y la cercana Rusia.

 

 

Pero fue en 1980 cuando Manolo Uriel consiguió, posiblemente, su éxito más destacado, ya que fue elegido para representar el papel de Judas en la ópera Jesucristo Superstar ( en finés Jeesus Kristus Supeertähti ), la ópera rock que había conmocionado al mundo. Manolo cantaba en finlandés, algo increíble en un extranjero, aunque también dominaba el inglés, italiano, francés y se defendía muy bien en danés, sueco y ruso.

 

 
 

Manolo Uriel, por la labor que desarrollaba en pro de la promoción de España, el 14 de marzo de 1979, el Rey Juan Carlos I le concedió la Cruz de Plata de la Orden de Isabel la Católica, un galardón que por aquel entonces sólo tenían otros dos cantantes españoles: Raphael y Lola Flores.

 
Clickea en la carta, para verla ampliada.

A finales de los noventa se trasladó a Valencia, donde vivían su madre y sus hermanos y donde falleció, victima de la enfermedad que azota actualmente al mundo, sin haber cumplido los cincuenta.

 

Clickea en el recorte para verlo ampliado. Recorte en la prensa finlandesa.

 

Curiosamente, aunque la mayor parte de su discografía se produjo en Finlandia, solo disponemos de estos facsímiles de dos grabaciones realizadas en la discográfica BELTER, a la sazón, sita en Barcelona.

El Webmaster de esta página, que compartió con él conjunto y amistad, quiere destacar su valía como profesional y como amigo. 

Manolo, donde estés, sigue cantando...

 

 Fotos e información de AVELINO GUTIÉRREZ PÉREZ y del libro MÚSICA, MELILLA Y SU HISTORIA, 1940-1985 de MANUEL DE CASAS NAVAS